Anthony Zambrano, talento hecho a mano

Por: REVISTA OLIMPICA / Comité Olímpico de Colombia

Nació el 17 de Enero de 1998 en Maicao (La Guajira), su padre fue víctima de la época de la violencia más fuerte en Colombia y, tras su muerte, Anthony y su madre Miladis Zambrano tuvieron que partir a tierras barranquilleras con la ilusión de dejar todo atrás y tener un nuevo comienzo en la puerta de oro de Colombia

Creció en medio de situaciones poco habituales para un niño y eso lo convirtió en un hombre determinante y lleno de carácter, los Juegos Intercolegiados fueron el primer escalón de Zambrano para darse cuenta que tenía una gran habilidad para correr y para competir a tan corta edad.

El Colegio María Cano de Barranquilla, donde estudió, abrió la oportunidad para que sus estudiantes participaran en los Juegos Intercolegiados y Zambrano no dudó en apuntarse a la lista que representaría a la institución. Los compañeros de Anthony le dijeron que las competencias estaban como comenzar, él no dudó en prepararse mucho más que sus otros compañeros de curso, Zambrano era inquieto, curioso y lograba llamar la atención, la concentración con la que preparaba cada entrenamiento. 

La primera fase de competencia por su departamento era la más fácil y salió victorioso, la segunda fase logró superarla también de manera satisfactoria y ya para la tercera fase se reunió con el profesor Juan Carlos Cervantes en el estadio Metropolitano de Barranquilla y, tan ardua fue la preparación del barranquillero, que clasificó al mundial sub20. Con 18 años de edad, Anthony José ya escribía su destino en una pista de atletismo. 

En el Estadio Pascual Guerrero de la ciudad de Cali, Zambrano disputó el Mundial de Atletismo de menores en la categoría 400 metros, donde quedó en la séptima posición, entre los mejores corredores del momento, esa competencia le sirvió para asegurarse que su talento era inmenso y que su carrera hasta ahora iniciaba.

A los Juegos Olímpicos de Rio 2016, Anthony José  fue con la firme convicción de representar de la mejor manera su país, en esta oportunidad participó en la prueba de relevo masculino de 4×400 y aunque no pudieron conseguir la medalla con su grupo, Zambrano sabía que si se seguía preparando, los frutos iban a llegar, recordando que en su sangre corrían ganas de triunfar todo el tiempo y que su mirada siempre estaba fija en el objetivo. 

Así es como inicia un nuevo ciclo olímpico de preparación. El 2019 fue el año dorado del colombiano, durante los Juegos Panamericanos de Lima 2019, se colgó la medalla de oro en los 400 metros planos y en los 4×400 metros relevos, junto con Jhon Solís, Diego Palomeque y Jhon Perlaza, el cuarteto de jóvenes que ilusionaba a Colombia con un renacer del deporte de velocidad. 

La buena racha del deportista no acabó ahí, pues Doha 2019 se convirtió en su objetivo principal. El año pasado en el Mundial de Atletismo, el guajiro de nacimiento, pero barranquillero de corazón clasificó a la semifinal en tercer lugar con un tiempo de 45.93 segundos, en la segunda fase de la competencia consiguió el pase a la final con 44.55 segundos, dejando así una nueva marca nacional, ya para la final, Zambrano dejó claro qué era dejar la piel de un colombiano en la pista y con un tiempo de 44.15 segundos no solo superó su propia marca, sino puso su firma en la nueva marca suramericana.

El colombiano logró colgarse la medalla de plata en los 400 metros masculino, convirtiéndose así en el primer colombiano en la historia de esta competencia en ganar una medalla, siendo superado únicamente por el bahameño Steven Gardiner.

“La preparación que hice en Estados Unidos fue el balance de todo el año, lo más importante fue el suramericano, el Panamericano y el Mundial, yo sabía que iba a lograr todo eso por mi preparación, soy Campeón Sudamericano, me preparé para el Panamericano y en el Mundial me preparé más fuerte porque sé que es difícil, con todo esto logré el subcampeonato mundial”, reconoció Anthony.
 

Anthony no va a Tokio a participar, va a competir

Anthony José Zambrano tiene hoy 22 años de edad, es el máximo representante y referente del atletismo en Colombia y una de las piezas clave para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se llevarán a cabo en el verano del año 2021, no le inquieta cuando le hablan de los campeones mundiales nacidos en Jamaica o de las grandes competencias americanas, su objetivo es fijo y su mirada frívola lo hace acreedor de una personalidad única.

“Estoy hecho a mano, me gusta competir, ser un rival muy fuerte, no soy débil y para poderme ganar tienen que luchar, si no me ganan en los 300 metros que se olviden, eso me lo llevo yo”, asegura Zambrano.


El colombiano es el séptimo clasificado a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y no espera ir a participar sino ya teniendo la experiencia de unos Olímpicos, un sudamericano, un panamericano y un subcampeonato mundial, espera estar en la final y darle una alegría a su país.

Referente a la compenetración que tiene con su equipo de relevos 4×400 Zambrano dice: “Cuando uno trabaja en equipo tiene que pensar todo en equipo, la idea era pensar siempre en amigos y en compañeros si no las cosas no funcionan”.

Los entrenamientos en 2020 serán enfocados en los Olímpicos, cuidando cualquier lesión y teniendo como primer objetivo la Liga Diamante, competencia donde el colombiano se preparará junto a los mejores del mundo. “Sueño con ser finalista olímpico y de ahí lo que Dios me mande”, afirma el colombiano.

La carrera deportiva del colombiano va en aumento, la nueva generación de deportistas a la que hace parte Zambrano se mantiene constantemente en competencias y mejorando sus propias marcas y este ejemplo de ser humano no es la diferencia.

“Son pocos los que llegan a la cima porque se desesperan o no tienen paciencia, uno nunca se puede enfrentar solamente en algo porque es tanta la ansiedad que se llega uno a desconcentrar, por eso hay que tener los pies en la tierra, pero la mirada puesta en el objetivo, yo nunca los voy a defraudar, yo vine a hacer historia en Colombia”, anticipa Zambrano.

Anthony se une al grupo de héroes que representarán a la tricolor en el evento deportivo más importante del mundo, es un atleta con cualidades únicas y lleno de convicción por su fuerte trabajo. Aún en tiempos de incertidumbre, dado el brote de la pandemia del Covid-19, razón por la cual se tuvieron que suspender los Juegos Olímpicos, el barranquillero se muestra optimista, lleno de esperanza y siempre con una sonrisa en su rostro, típico del deportista colombiano que día a día se hace a pulso.
 

¿ Te gustó esta noticia ?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

A 75 años de una carrera histórica

Este 1° de diciembre, el atletismo argentino celebró los 75 años de una carrera que se convertiría -con el tiempo- en la más notable del

También los brasileños llegan a Valencia

Fuente CBAT El Maratón de Valencia, en España, es la gran oportunidad para que cuatro atletas brasileños prueben este año los índices olímpicos que exige