Chiaraviglio: “El atletismo construyó mis valores”

Por OLIVIA DIAZ UGALDE / Diario La Nación (Argentina)

«Volver a estar entre los mejores del mundo; volver a representar al país, con todo lo que eso implica. Y disfrutarlo a una edad un poco más madura sería muy lindo. Creo que podría ser un buen broche para mi carrera deportiva. No es que estoy retirándome, pero tampoco me sobran los años«, dice ilusionado el atleta argentino Germán Chiaraviglio, finalista en Río de Janeiro 2016 en salto con garrocha.

Calmo y positivo. Obstinado y obsesivo. Un luchador silencioso. Agradecido. Pasional. Conoce en detalle el mundo del atletismo, supo desmenuzar la biomecánica del salto hasta entender en qué y cómo mejorar. Fanático de las relaciones humanas, de las que terminan en amistad entre seres confidentes. Sabe de golpes, caídas y lesiones. Pero el tiempo lo premió otorgándole paciencia, resiliencia y coraje.

En un año atípico, producto de la pandemia mundial por el coronavirus , en estos días Chiaraviglio se encuentra en Santa Fe realizando el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Volvió a su ciudad para estar acompañado y cerca de sus familiares en este momento convulsionado. Pero lejos de la ansiedad, el santafesino de 33 años se mantiene tranquilo, pensante y optimista. «Todo esto cambió un poco las prioridades. Los entrenamientos dejan de ser la principal preocupación para nosotros y lo importante pasa a ser la salud, el bien común. Creo que tenemos que adaptarnos. ¿Cuesta? Sí… Cuesta estar dentro de la casa todo el día, no tener todos los materiales para entrenarse, estar más quieto. No es algo a lo que los atletas estemos acostumbrados; estamos más habituados al movimiento físico. Pero de repente se fue, y no queda otra. Hay que tomarlo como una oportunidad nueva y cambiar el chip. Esto es temporal y en algún momento va a terminarse», reflexiona al otro lado de la línea de teléfono, con hablar pausado.

Sus años en el alto rendimiento le enseñaron a valorar el presente y el esfuerzo. Logró títulos de campeón siendo muy joven, y con eso una marea de vivencias de golpe. Las disfrutó, batalló y aprendió. Por eso valora cada momento. Porque después de eso, le tocó quedar fuera en una rueda de clasificación, hacer nulo y lesionarse. Y en más de una ocasión.

«Cuando uno va quemándose con leche, va intentando cambiar para resolverlo y que cada vez duela menos. Hay que hilar más fino en cuanto a la resolución de los problemas, y más en mi caso ahora, cuando no sobra el físico, cuando va desgastándose y voy perdiendo condición. Tenemos que aprovecharlo. Los años y la experiencia fueron dándome esa idea», asume. Y continúa: «Aprendí a focalizarme en las cosas que estuve haciendo bien los entrenamientos. Todos tenemos presiones, ansiedades y temores. Con el correr de los años aprendí a transformarlos en algo positivo, que me dé energía y no que me aplaste».

Germán pasó varias veces por los malos momentos que provocan las lesiones importantes, pero también tuvo amplias satisfacciones en su carrera: una final olímpica, una mundial y títulos de campeón del mundo sub 18 y sub 20.
Germán pasó varias veces por los malos momentos que provocan las lesiones importantes, pero también tuvo amplias satisfacciones en su carrera: una final olímpica, una mundial y títulos de campeón del mundo sub 18 y sub 20. 

-Habías tenido un gran comienzo de año, ganando el Grand Prix Internacional y el torneo nacional bajo techo en Cochabamba. Pero la realidad mundial cambió el rumbo…

-Deportivamente tuve un buen inicio en Bolivia. En el sudamericano salté arriba de 5,50 metros, algo que para mí era importante, sobre todo porque lo hice sin dolor en la espalda, una carga que tenía desde el año pasado. Pero esto puso un freno y una gran pregunta por delante. Hasta ahora lo que se sabe es que el Mundial de atletismo se pasó para el 2022, y la clasificación rumbo a Tokio aún no está confirmada.

-¿Cómo tomás la postergación de los Juegos Olímpicos en cuanto a tu preparación?

-Tokio 2020 era una ilusión de este año y estaba preparándome muy bien. Esto cambió todo. Me parece prudente que se haya cambiado de fecha los Juegos. No habría sido justo que se desarrollaran este año; inclusive a fin de año nadie habría llegado en buenas condiciones. Deportistas de algunos países habrían llegado muy bien, y deportistas de otros, muy mal. Iba a ser muy desigual. Hoy la prioridad es que la gente no muera, que todos tengan precaución en la higiene. La postergación para el 2021 da un poco más de aire, porque uno puede pensar a corto, mediano y largo plazos. Hay que esperar a que termine la crisis y de a poco volver a los entrenamientos. Ese será el momento de planificar cómo trabajaremos los 14 meses que resten hasta los Juegos. Eso nos da tiempo para tener una temporada tranquila, con una preparación buena, acorde con la exigencia olímpica.

El sistema de clasificación para Tokio 2020 considera la obtención de la marca mínima (5,80 metros) y un ranking de puntaje (accederán los primeros 32) que contempla tres factores: marca técnica lograda, posición obtenida y categoría de la competencia. Hoy, Chiaraviglio se ubica en el puesto 27.

-¿Dónde queda ubicado ahora el objetivo de participar en el Mundial Oregon 2022?

-La cabeza estaba puesta en Tokio 2020; ése era el horizonte. Ahora voy por el 2021; luego de eso veremos . Estos Juegos Olímpicos me nublaban todo, eran el faro adonde apuntaba. Después de ellos será momento de barajar y dar de nuevo.

En 2003 sorprendió al mundo del salto con pértiga al ganar el Mundial sub 18, con 5,16 metros, y tres años más tarde corroboró su gran calidad y se quedó con el título de campeón mundial sub 20, gracias a un salto de 5,71. Luego del subibaja de emociones y experiencias, Chiaraviglio se afianzó. Ha sido finalista en el Mundial Pekín 2015 y los Juegos Olímpicos Río 2016, y partícipe en Pekín 2008. En los Panamericanos Toronto 2015 consiguió la medalla plateada y superó su marca de China al saltar 5,75 metros. Se coronó en los Juegos Odesur Buenos Aires 2006 y obtuvo medallas de plata en 2014 y 2018. Ha cosechado once cetros nacionales.

-¿Qué significa el salto con garrocha en tu vida?

-Fue, o es, un vehículo para formar mi personalidad, como una «excusa» para convertirme en quién soy hoy. Me llevó a conocer muchos países a los que nunca habría ido de no ser por el deporte, a aprender idiomas, a conocer otras culturas y conocer personas que hoy son amigos. Es la pasión que construyó mis valores y a mí como persona.

-¿Qué evaluación hacés del desarrollo del atletismo argentino?

-Nos cuesta mucho la cantidad, la masividad de chicos. Siempre tenemos algunos atletas que se destacan en diferentes categorías, de manera aislada. Estuvieron los casos de Germán Lauro, Jennifer Dahlgren, Braian Toledo, una camada esporádica que alcanzó logros individualmente y no por un proceso. Siempre faltó hacer hincapié en la base de la pirámide, la parte formativa, para que hubiera más chicos. Los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 dieron una muestra de que hay talentos y después el tema empezó a moverse un poco más. Ahora esos chicos participan de un programa de transición hacia la categoría de mayores, mientras comienza un programa de detección de talentos rumbo a Dakar 2022. Creo que estos programas van a dar su fruto a cuatro, cinco o diez años. Además está la parte de infraestructura, difusión y apoyo, factores importantes. Hay programas lindos. Nada de eso existía cuando comencé.

-¿Qué balance hacés de tu carrera a esta altura? ¿El top 5 de tus mejores logros?

-Este tiempo en casa me llevó a pensar qué estamos haciendo y si estamos bien encaminados, y a mirar hacia atrás. Es lindo a veces parar la pelota y ponerse a reflexionar sobre lo que fue pasando, las elecciones propias, los errores y los aciertos. Una forma de reconocernos. Soy un agradecido de haber encontrado mi pasión y dedicarme a ella, algo que no es nada fácil. No son muchos los que pueden hacerlo y en eso soy un eterno agradecido. Los amigos, la escuela de deporte, lo que me enseñó, el respeto, los viajes… Es espectacular lo que me dio este deporte y tal vez el motivo principal por el cual seguí y sigo haciéndolo. En cuanto a lo deportivo, sin dudas, mi mayor logro fue la final de Río 2016, porque tuvo muchos condimentos, por todos los años que me costó, por haber superado la no clasificación para Londres 2012 y las dos operaciones de tobillo. También incluyo entre lo mejor a los Juegos Panamericanos de Toronto -fue increíble ese torneo-, porque mejoré mi marca después de nueve años. Y a los mundiales sub 18 y sub 20.

El santafesino estudió biomecánica para mejorar en sus saltos; su récord es de 5,75 metros.
El santafesino estudió biomecánica para mejorar en sus saltos; su récord es de 5,75 metros

El recuerdo a su amigo Brian Toledo

Braian Toledo murió el 27 de febrero último, a los 26 años, por un accidente motociclístico en la ruta provincial 40, cerca de Marcos Paz. El lanzador de jabalina logró poner su nombre en lo más alto del atletismo juvenil mundial, cuando consiguió la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de la Juventud Singapur 2010. Era uno de los mejores representantes, y tal vez el más admirado y querido, del atletismo argentino.

«Éramos muy amigos y fue una tristeza enorme su partida. Fue muy duro despedirlo. Éramos unidos y pasábamos mucho tiempo juntos. Para nuestra camada fue como nuestro pichón. Él era un poco más chico, pero desde hacía muchos años viajaba con nosotros. En 2010, antes de que ganara la medalla en los Juegos, estuvimos juntos en Europa. Lo chico que era… Esos momentos nos unieron. Lo motivábamos para que aprendiera idiomas, para que preguntara; le explicábamos lo importante de las relaciones. Era un chico increíble, muy solidario, que tenía toda la humildad del mundo y se preocupaba por los demás. Tenía una manera siempre positiva de ver las cosas. Tal vez las limitaciones entre las que el nació lo hicieron madurar de golpe. Aprendió mucho, y al final fue él quien terminó dando lecciones de vida, a nosotros», recuerda Germán Chiaraviglio.

(Germán sufrió también este año el fallecimiento de su padre y entrenador nacional, Guillermo).

¿ Te gustó esta noticia ?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Otra actividad con los fondistas de Guyana

Después de reiniciar la actividad atlética hace pocas semanas con una prueba de cross country, la Asociación de Atletismo de Guyana realizó la “Ekiden Marathon”

El juvenil Sasia: 20.45 en bala y 59.24 en disco

Fuente: CADA El nuevo control de estado realizado el último sábado (21-11) en Paraná – Argentina – deparó otras excelentes actuaciones del juvenil Nazareno Sasia y de

Conferencia Global de Liderazgo de Género

El día 18 de noviembre se realizó la primera Conferencia Global de Liderazgo de Género, organizada por World Athletics. La misma fue realizada en 2