Dos argentinos debajo de 14m en 5.000 metros

Informe: Jorge Pardo /As. Rosarina y CADA

En medio de la pandemia mundial por el coronavirus -que ha obligado a suspender en la Argentina y en casi todo el resto las actividades deportivas, culturales y sociales- aún pudieron realizarse algunos eventos. Uno de ellos tuvo lugar este sábado 14 de marzo en la pista sintética de Rosario, con el torneo de homenaje a Braian Toledo.

Y allí el fondista Marcos Julián Molina confirmó su espléndido momento, al igual que Bernardo Maldonado, al protagonizar ambos una gran performance en los 5.000 metros llanos, por debajo de 14 minutos. Una verdadera pena que, al igual que otros de nuestros atletas de elite, no puedan disponer ahora de sus esperadas temporadas internacionales (que están en suspenso).

Molina, quien venía de bajar los 29m al ganar el Nacional de 10 mil metros en Mar del Plata, mostró ahora sus dotes en 5.000 con 13m51s33, un registro que lo eleva al 6° lugar de la lista nacional permanente, en tanto Maldonado marcó 13m57s26 (ubicándose también en el top ten de todos los tiempos).

Dentro de la categoría de varones mayores también ganaron el velocista local Pablo Zuliani (11s00 en 100 con viento en contra de 2,7 ms y 21s77 en 200, seguido aquí por Eric Arnold con 22s22), Daniel Penta (1m52s42 en 800), Andrés Mendoza (56s67 en 400 con vallas), Franco Ríos (1.90 en alto) y Juan Pablo Sale (14.24 en bala).

En damas, la recordwoman nacional de los 100 metros, Victoria Woodward, corrió en 11s95 (viento de 0,3 ms) y otras ganadoras fueron Rocío Ortiz (17m36s79 en 5000), Rocío Pérez (1m03s58 en 400 con vallas) y Carolina Paiva (39.05 en jabalina).

¿ Te gustó esta noticia ?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

A 75 años de una carrera histórica

Este 1° de diciembre, el atletismo argentino celebró los 75 años de una carrera que se convertiría -con el tiempo- en la más notable del

También los brasileños llegan a Valencia

Fuente CBAT El Maratón de Valencia, en España, es la gran oportunidad para que cuatro atletas brasileños prueben este año los índices olímpicos que exige