El maratón de Buenos Aires vivió una jornada histórica

Este domingo 22 de septiembre quedará grabado como uno momento histórico para el Maratón Internacional de Buenos Aires. Por su poder de convocatoria (más de 10 mil participantes, de los cuales casi 9.000 completaron el recorrido), por el clima de fiesta y vibración desde la previa hasta los distintos shows y las emociones del final. Y, fundamentalmente, por un nivel técnico que ha colocado a esta competición, organizada por la Asociación Ñandú y fiscalizada por CADA/FAM, como una de las más relevantes del circuito mundial. De hecho, en apenas cinco ciudades se ha podido correr más rápido el maratón en esta temporada del 2019. Esta edición contó, además, con el “plus” del Campeonato Nacional Argentino y del Campeonato Sudamericano donde los dos primeros en caballeros, el paraguayo Derlys Ramón Ayala y el argentino Joaquín Emanuel Arbe, concretaron un sueño: la clasificación directa, por marcas, a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Un año atrás, el keniata Emanuel Saina había sorprendido al mundo del atletismo cuando, en su debut sobre esta distancia, había arrasado con todos los pronósticos y los récords del circuito porteño, marcando 2h05m21s. También, entre las damas, su compatriota Vivian Jerono con 2h29m03s había sido la primera en quebrar allí la barrera de las 2h30. En el caso de los hombres, parecía una marca “intocable”. No obstante, aparecieron otros de los integrantes de la “legión kenyata” para imponerle un ritmo infernal a la prueba, desde el comienzo. Y que no tuvo pausas, a lo largo de un circuito prácticamente plano y con un clima ideal. “Buenos Aires ya se convirtió en maratón de 2h05 hace un año, lo repitió ahora. Es realmente impresionante”, señaló el brasileño Rodolfo Eicher, medidor oficial de la competición que tiene categoría de Bronze Label de IAAF.

Evance Kiplagat Chebet fue la estrella del día con su victoria en 2h05m00s, mientras su compatriota Reuben Kiprop Kipyego lo escoltó a sólo 18s, ambos por debajo del tope de Saina. Otro keniata, Daniel Kipkore Kibet, fue tercero con también excelentes 2h06m52s Y un cuarto keniata, Allan Kipkorir Kiprono los siguió con 2h10m11s. Lo de Kiprono tiene su mérito: había llegado pocas horas antes, tras un extenso viaje desde Nairobi, ya que había perdido su vuelo original. “Pero yo quiero correr, de ninguna forma me pierdo esta prueba”, aseguró, apenas arribado.

Detrás de esa legión keniata, comenzaron a llegar los sudamericanos, de los cuales 12 estuvieron por debajo de 2h20, algo que nunca se había visto en un Campeonato regional.

El mejor fue el ascendente paraguayo Derlys Ramón Ayala, al quebrar nuevamente el récord de su país con 2h10m27s. “Yo sabía que aquí se corre muy rápido, lo había sentido el año pasado. Y estoy muy feliz por mi clasificación para Tokio”, señaló. Lo mismo expresó el argentino Joaquín Arbe con sus sorprendentes 2h11m02s, segundo registro histórico de la Argentina, el mejor en casi un cuarto de siglo y el mejor logrado en territorio nacional. Arbe y su también compañero de equipo Eulalio Muñoz (2h12m21s) completaron el podio del Campeonato Sudameriano, además de lograr el 1-2 por el titulo nacional. El cuarto puesto del Sudamericano fue para el peruano Ulises Martín-Ambrocio quien, en su debut sobre la distancia, marcó 2h15m46s. Posteriormente estuvieron su compatriota Marcos Condor-Huamán (5° del Sudamericano con 2h16m18s), el argentino Martín Méndez (6! con 2h16m44s), el venezolano Luis Orta (7° con 2h18m02s) y el colombiano Andrés Ruiz (8° con 2h18m14s), entre otros.

Claro que, si lo de los hombres impresionó, lo de las damas no quedó atrás. La keniata Rodah Jepkorir Tanui triunfó con 2h25m46s, arrasando con el récord del circuito por casi cuatro mintuso. La etíope Demissie Gadise Mulu fue su escolta con 2h3m31s y luego se ubicaron otras dos keniatas (Faith Jeruto Chemaoi con 2h32m48s9 y Leah Jerotich (2h33m42s). Pero, a continuación fueron desfilando las sudamericanas con dos argentinas que hicieron historia para el 1-2 del campeonato: Daiana Ocampo (2h34m12s) y Marcela Cristina Gómez (2h34m52s). Tal como sus compañeros de equipo de caballeros, Ocampo y Gómez consiguieron registros que ninguna otra argentina había logrado antes en suelo nacional, y además, se ubicaron 2a. y 3a. respectivamente en el historial, sólo precedidas por el récord de Griselda González (2h30m32s en Turín 1997). La medalla de bronce fue del Campeonato Sudamericano fue para la brasileña Simone Ponte Ferraz con 2h38m10s.

En total, 9 países de la familia atlética sudamericana participaron de este Campeonato. Mientras la prueba general tuvo la afluencia de casi 3.000 deportistas extranjeros.

El Banco Ciudad fue main-sponsor del Maratón de Buenos Aires, presentado por Powerade, Adiads, Clarín y el Gobierno porteño. ESPN televisó en directo y Nissan fue el vehículo oficia. Y también auspiciaron Air France, Arcor, BioMed, Emergenias, Ena-Grnix, Foto Run, Institutoi Asegurador Mercantil, Kynet, Osdepym y Tropical.

¿ Te gustó esta noticia ?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Tres atletas peruanas, rumbo a San Pablo

Fuente: Fed. Peruana de Atletismo Las atletas peruanas Diana Bazalar (100 con vallas), Silvana Segura (salto triple) y Paola Mautino (salto largo) viajarán la próxima

El adiós a Jurema Henrique

Fuente: CBAT La Confederación Brasileña de Atletismo (CBAt) lamenta el fallecimiento del ex deportista y entrenadora Jurema Henrique da Silva, ocurrido este lunes 23 de