Erika Abril y Juan Carlos Cardona, en el maratón colombiano

Fuente: organización XX Juegos Nacionales
Juan Carlos Cardona, de Antioquia, y Erika Abril, de Cundinamarca, escribieron páginas históricas en el maratón de los Juegos Nacionales, que se disputó este sábado 21 de noviembre, en la última jornada del atletismo y de las justas más importantes del deporte colombiano, en Cali
Cardona se convirtió en el primer hombre en ganar tres medallas de oro de manera consecutiva en maratón, tras triunfar también en Cali 2008, Santander de Quilichao 2012 y nuevamente en la capital del Valle, para despedirse de esta manera de los Juegos, pero no de su carrera deportiva.
“Con este triunfo estoy cerrando un ciclo en Juegos Nacionales y creo que me merezco entrar en la historia del atletismo colombiano”, dijo el campeón, quien aún espera hacer la marca mínima para estar en los Juegos Olímpicos de Rio 2016, donde completaría su cuarta olimpiada.
Cardona planificó con su hermano José David una carrera rápida en el principio y la estrategia funcionó para la familia pero perjudicó al menor, quien pago caro el esfuerzo, especialmente porque tuvo una lesión que no le permitió prepararse adecuadamente.
Y fue tan rápida, que en la primera vuelta al circuito de ocho kilómetros, del grupo de 25 deportistas que tomaron la partida, en punta solo se mantenían seis atletas: Juan Carlos y José David Cardona, de Antioquia; Andrés Ruiz yWilliam Rodríguez, del Meta, y Franklin Téllez y Yesid Orjuela, de Bogotá.
En la mitad del recorrido, José David se retiró, al igual que el bogotano John Tello, mientras que William Rodríguez y Téllez se relegaban del lote principal.
Después del kilómetro 30, Juan Carlos hizo un nuevo cambio de ritmo para terminar de seleccionar a los que disputarían las medallas.Andrés Ruiz se mantuvo ahí, pero con cierta dificultad, lo que aprovechó el antioqueño para volverlo a atacar.
“Todos veníamos con lo justo pero tenía que ser fuerte en los últimos 10 kilómetros, porque trabajé para escuchar ese himno hoy (el de Antioquia) y voy a trabajar para Rio de ahora en adelante, para hacer una despedida por la puerta grande”, reitera Cardona, quien acumula en su carrera más de 60 maratones.
Cardona entró al estadio con cierta ventaja sobre Andrés Ruiz, para cruzar la meta con un tiempo de 2:26:23, mientras que su rival llegó con 2:26:58, con lo que repitieron los dos primeros lugares del podio de los Juegos Nacionales del 2012. El tercer lugar fue para William Rodríguez, también de Meta, con 2:27:22.
Entre tanto, la carrera de las damas se hizo más lenta, lo que permitió que el grupo de ocho competidoras se mantuviera unido casi hasta la mitad del recorrido de 42,195 kilómetros. Sin embargo, en los dos primeros giros, la santandereana Lineida Mateus quiso  tomar la iniciativa, pero siempre controlada muy de cerca del resto de corredoras.
Cuando la competencia promediaba el kilómetro 25, en el lote se mantenían Erika Abril, de Cundinamarca; Patricia Mojica, del Meta; Leidy Tobón, de Antioquia, y las bogotanas Angie Orjuela y Yolanda Fernández.
Sin embargo, el grupo se fue desintegrando a medida que el sol y las altas temperaturas aparecieron en el cielo caleño. Patricia Mojica, que estaba en ese lote de protagonistas al comienzo de la prueba tuvo que decir adiós, así como la santandereana Lineida Mateus.
Cuando faltaba una vuelta, antes de ingresar al estadio de atletismo Pedro Grajales, solo Angiey Erika se mantenían en la punta.
“Desde un principio sabía que la carrera iba a estar muy dura, especialmente porque Leidy, Yolanda y Patricia no corrieron el 10.000. Teníamos que salir a la expectativa y mover la carrera después de la media maratón”, contó Erika.
“En el kilómetro 30 se presentaron más ataques de Angie, Leidy y cuando yo salí se vino conmigo Angie y así estuvimos hasta el final, narro la campeona, Erika Abril, que se convirtió  en la primera mujer en la historia de los Juegos Nacionales, en hacer el doblete de 10.000 y maratón.
Cuando llegaron a la entrada del estadio Pedro Grajales, Erika se acomodó primera, para preparar el remate, en los últimos 380 metros que debían recorrer de la pista. Su victoria en los 10.000 metros fue como un termómetro para saber lo rápida que estaba y cuando pasó la curva de los 300 metros ya le tenía una luz de ventaja a su rival.
“Sabía que estaba rápida y faltando 300 metros apreté más, porque con esa diferencia en 300 metros cualquier cosa puede pasar”, agregó la campeona, quien además repitió el título que ganó en el 2012, en Santander de Quilichao.
Erika cruzó primera la meta, con un tiempo de 2:53:18, seguida de Angie Orjuela, con 2:53:27, y de Leidy Tobón, con 2:55:52.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email