GRAN VICTORIA BRASILEÑA EN EL MUNDIAL DE RELEVOS

La tradición de Brasil como una potencia internacional en el relevo corto -algo que se inició en la década del 80 y se prolonga hasta nuestros días- encontró, este domingo 12 de mayo, una confirmación en el Yokohama International Stadium, en Japón. Al clausurarse la cuarta edición del Mundial de Relevos de la IAAF -las tres anteriores se habían realizado en Nassau, Bahamas- Brasil conquistó un notable triunfo en la prueba central del relevo masculino 4×100, al marcar 38s.05 y y aventajar por 2/100 al poderoso team estadounidense.

Rodrigo Pereira do Nascimento, Jorge Henrique da Costa Vides, Derick de Souza Silva y Paulo André Camilo de Oliveira integraron este 4×100 que simboliza la nueva era del sprint brasileño. Tanto Derick como Paulo son de la generación ’98 y éste último viene de establecer la marca sudamericana u23 del hectómetro, tras llevarse todos los títulos en juniors.

Estados Unidos contaba con cuatro sub10s en su formación: Michael Rodgers, el campeón mundial Justin Gatlin, Isiah Young y Noah Lyles. La medalla de bronce fue para Gran Bretaña con 38s15 y luego llegaron otros equipos que también se encuentran entre los poseedores de medallas olímpicas y mundiales: China fue cuarto con 38s16, Francia quinto con 38s21, Jamaica sexto con 38s88 y Turquía, séptimo con 39s13.

Desde Moscú 80, las cuartetas 4×100 de Brasil han alcanzado siete finales olímpicas, logrando la medalla de plata en Sidney 2000 y el bronce en Atlanta 1996 y Beijing 2008. Y en los Campeoantos Mundiales, Brasil fue subcampeón en parís 2003 y bronce en Sevilla 1999, además de llegar a otras cuatro finales.

La marca lograda este domingo por la cuarteta brasileña es la tercera del historial sudamericano en la especialidad. El réocrd pertenece al equipo de ese país que fue subcampeón olímpico en Sidney 2000 (37s90 por Vicente Lenilson, Edson Luciano Ribeiro, André DOmingos da Silva y Claudinei Quirino da Silva). En el Mundial de Osaka 2007, Brasil marcó 37s99 (Lenilson, Rafael da Silva Ribeiro, Basilio Emidio de Moraes y Sandro Ricardo Rodrigues Viana). Y el bronce en Sevilla 1999 también llegó en 38s05 con Raphael Raymundo de Oliveira, Claudinei Quirino, Edson Luciano Ribeiro y André Domingos da Silva).

En este cierre de competencias en Yokohama, Brasil también alcanzó la final de la 4×100 femenina, logrando el 4° puesto con 43s75. La prueba fue ganada por EE.UU. cn 43s27, dos centésimas por delante de Jamaica y con Alemania en el tercer puesto (43s68).

Y otra final con presencia brasileña fue el 4×400 mixto, donde Lucas da Silva Carvalho, Tiffani Beatriz Domingos Silva, Cristiane Silva y Alexander Russo ocuparon el 6° puesto con 3m20s71 (ganó Estados Unidos con 3m16s43).

En la 4×200 femenina, Ecuador quedó 6° con 1m35s91, formando con Virginia Villalba, la juvenil Gabriela Suárez, Marisol Landazuri y Angela Tenorio. El título fue para Francia en 1m32s16. Ecuador, además, participó en la 4×200 masculina, ocupando el 5° lugar en su serie con 1m27s22.

En la clásica 4×400, los equipos sudamericanos estuvieron en las finales B. Chile, tras marcar su récord nacional femenino en las series, ahora ocupó el 6° lugar de la final B con 3m33s54 (Jménez, Echeverría, Mackenna y Weil). Colombia, por su parte, fue 8° en la serie B de la 4×400 masculina al marcar 3m07s52.

Foto: los campeones de Brasil, por Oscar Muñoz Badilla (en Yokohama)

COMPARTE ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email