Homenaje colombiano al gran Víctor Mora

El próximo domingo 23 de diciembre, en Bogotá, la liga atlética local y la Federación Colombiana de Atletismo le brindarán su homenaje a uno de los más notables valores surgidos en aquel país, Víctor Mora. El atletismo colombiano disfruta de un espléndido presente, con campeones mundiales y olímpicos como Caterine Ibargüen o Eider Arévalo, promesas como Valeria Cabezas y tantos otras figuras que colocan al país como una potencia sudamericana de nuestro deporte. Pero si nos remontamos a las décadas del 60 y 70, fueron la antesala de este presente dorado. Y justamente en aquellas décadas brilló un trío de fondistas que, hasta hoy, resultó prácticamente irrepetible, aún en escala regional: Alvaro Mejía Flores, Domingo Tibaduiza y Mora. Desde los 1.500 hasta el maratón, desde las competencias locales hasta -inclusive- las olímpicas, estos tres  nombres le dieron un brillo y una popularidad memorables al atletismo de Colombia.

Protagonizaron grandes duelos entre ellos, pero también le ofrendaron a su país los triunfos en las pruebas internacionales.

En el caso de Víctor Manuel Mora García su popularidad alcanzó los topes con sus cuatro victorias en la Travesía de San Silvestre, la prueba pedestre más relevante de la región. Pero también asombró su entrega y despliegue en las competiciones de pista, en representación del team Colombia y con sus incursiones en maratón, que se prolongaron aún cuando ya había cumplido más de 40 años.

Nacido el 24 de noviembre de 1944 y proveniente de La Perseverancia, uno de los barrios de la capital colombiana, Víctor trabajó desde muy chico en distintos oficios (canillita, ayudante de albañil y de pintura), con un origen que lo emparenta con tantas otras figuras del atletismo de fondo. Desde sus primeras incursiones atléticas asombró por su coraje y su resistencia, constantes que se mantendrían a lo largo de toda su campaña. De un espíritu rebelde -llegó a reclamarle a los propios presidentes de su país por la falta de pistas- su figura era infaltable y convocante en las principales competiciones, tanto de pista como de ruta. A mediados de los 70 alcanzó su madurez atlética en pista, durante giras europeas en las que alcanzó sus mejores registros, aún hoy de notable valía: sus 7m.53s.8 en los 3.000 metros todavía se mantienen como récord nacional. Fijó el entonces récord sudamericano de los 5.000 con 13m37s44 en Florencia y fue el primer sudamericano en correr los 10 mil metros por debajo de los 28 minutos (27m55s72 en Munich 1976), marca que aún hoy la ubica en el top ten de todos los tiempos para la región. Había incursionado por primera vez como maratonista a principios de los 70, cuando quedó segundo en Boston (1972), pero lo hizo con mayor regularidad una década más tarde, consiguiendo su mejor marca en Montreal (2h13m08s en 1981).  Hay que considerar también sus 2h12m55s en Boston (1981), pero que figuran como “downhill”, circuito sin homologación. En el citado periplo europeo se tuteó con los mejores fondistas de su época y también lo hizo -y venció a varios de ellos- en las grandes carreras de nuestro continente, desde la San Silvestre hasta el medio maratón de Coamo por ejemplo.

Son balances y resultados que lo dejaron como un grande, aún cuando sintió que en los Juegos Olímpicos pudo llegar más lejos. Alguna vez contó que “para el maratón de Munich, en 1972, no llegué bien preparado. Y para los 10 mil metros en Montreal venía con mucha confianza, por aquellos resultados en pistas europeas. Pero, semanas antes, sufrí una lesión en el tendón de Aquiles y me afectó“. Mora siempre consideró que “San Silvestre me dio mucha vitrina, pero técnicamente considero que mis mejores actuaciones las alcancé en pista y en el segundo puesto del maratón de Boston”.

Esto son los hitos de una notable trayectoria.

1967

. Hizo su debut en los Juegos Panamericanos, en Winnipeg, quedando 8° en los 5.000 metros (14m35s4) y 5° en los 10 mil (30m57s8), carreras ganadas por el estadounidense Van Nelson.

. Tres meses más tarde integran un gran equipo de Colombia en el Campeonato Sudamericano de Buenos Aires, en la pista de Parque Chacabuco: sus duelos con el notable Osvaldo Suárez quedan para el recuerdo. Víctor logra el título de los 5.000 (14m32s2) y es superado por Osvaldo a la semana siguiente en los 10.000 (30m50s8 para el vencedor, 30m57s4 para el colombiano).

1969

. Durante el Sudamericano de Quito retiene el título de 5.000 (15m36s6) y se adueña del 10.000 con 32m27s2, además de lograr le segundo puesto en obstáculos con 9m53s2.

1970

. Medalla de oro de los Juegos Bolivarianos de Maracaibo en 5.000 metros con 14m08s1 y en obstáculos con 8m54s6.

. Debut en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Panamá: 8° en 5.000, 6° en 10.000 y 8° en obstáculos.

1971

. Colombia organiza los Juegos Panamericanos en Cali y Mora queda 5° en los 3.000 metros con obstáculos (8m52s60). También logra el 6° puesto en los 5.000 metros (14m.25s.17), carrera ganada por el legendario e infortunado Steve Prefontaine.

. En el Sudamericano de Lima, obtiene los 3.000 metros con obstáculos al marcar 9m03s8. Y en las distancias de fondo se producen los duelos con quienes serían sus clásicos rivales de la época en la región: el chileno Pedro Warnke logra los 5.000 y 10.000, Mora lo escolta en ambas pruebas (14m08s8 y 29m17s6 respectivamente) y  su compañero Domingo Tibaduiza queda tercero.

. Cierra la temporada con el segundo puesto en la San Silvestre, ganada por el mexicano Rafael Tadeo Palomares. Mora termina allí delante de varios de los mejores corredores del mundo como el portugués Carlos Lopes (luego campeón olímpico de maratón) y el belga Emiel Puttemans.

1972

. Durante su preparación para el maratón de Boston gana una carrera de 30 km. con 1h35m17s en Pacific Grove, el 19 de marzo. Y también venía de ganar el medio maratón de San Blas en Coamo (Puerto Rico) con 1h04m23s, superando a los famosos fineses Lasse Viren y Tapio Kantanen, y al etíope Mamo Wolde, campeón olímpico de maratón en 1968.

. La 76a. edición del clásico Maratón de Boston lo tiene como uno de sus principales protagonistas, sobre todo por su rush en los kilómetros finales. Mora terminó segundo con 2h.15m.39s, a 17s, del ganador, el finés Olavi Suomalainen. Ese fue el primer maratón en el que admitieron oficialmente la participación de damas, una circunstancia histórica.

. En el maratón de los Juegos Olímpicos de Munich quedó 52° con 2h.37m.25s.

. El 31 de diciembre se convierte en el primer colombiano en ganar la Travesía de San Silvestre, marcando 23m25s para el recorrido de 8,7 kilómetros. En el octavo lugar aparece el finés -y bicampeón olímpico de pista- Lasse Viren. Ese triunfo convierte a Mora en un ídolo popular en su país.

1973

. Triplete dorado en los Juegos Bolivarianos en la capital de Panamá: 14m20s0 en 5.000, 29m26s18 en 10.000 y 8m48s7 en obstáculos.

. En esa temporada también participa en el Campeonato Centroamericano de Maracaibo, obteniendo las dos pruebas de fondo (14m04s2 y 29m56s4) y el tercer puesto en obstáculos (8m58s2).

. El 3 mayo en Bogotá batió el récord sudamericano de los 10 mil metros con 28m49s1, uona verdadera hazaña considerando que se trataba de una competición en la altura. Warnke lo mejoró poco después  (28m36s2 en Helsinki) pero Mora lo recupera el 14 de septiembre en Bruselas al marcar 28m08s8.

. El 1 de septiembre en Kassel (Alemania) consiguió su mejor marca en los 3.000 metros con obstáculos: 8m.47s.0.

. Del tour del verano europeo de ese año también hay que mencionar su actuación el 15 de agosto en Essen, Alemania: fija las marcas sudamericanas en pista (todavía vigentes) de 59m40s4 en 20 mil metros y 20.129m para la hora.

. Retiene el dominio de San Silvestre, ahora con 23m26s y otra vez delante de calificados rivales (Lopes en el tercer puesto, Viren quinto y otro medallista olímpico, el belga Gaston Roelants, noveno).

1974

. Medalla de oro de los 5.000 metros en los Juegos Centroamericanos en Santo Domingo, con 13m.54s.2.

1975

. Retorno al Campeoanto Sudamericano, ahora en el estadio Celio do Barros en Rio de Janeiro. Y los duelos con Tibaduiza son vibrantes. Mora se llegó los 10 mil en 28m45s8 (igual tiempo para su compañero) y el “Tiba” venció en 5.000 (14m01s2), un segundo por delante del bogotano. Mora, además, queda segundo en obstáculos con 8m53s8, detrás del local Jose Romao de Andrade.

. El 31 de diciembre, ahora sobre 8,9 km. y en 23m14s, alcanza su tercera victoria en la San Silvestre, donde encumbrados europeos aparecen entre sus escoltas (como el italiano Franco Fava, tercero, y el belga y subcampeón olímpico Karel Lismont, quinto).

1976

. Concreta su gran tour europeo en pista. El 18 de mayo en Florencia, con 13m37s44, batió el récord sudamericano de los 5.000 metros (aunque Warnke se lo bajó tres dísa más tarde). El 29 de mayo en Munich, con 27m55s72, se convierte en el primer sudamericano del historial en bajar los 28 minutos en 10 mil metros, récord que Tibaduiza batió dos años más tarde con 27m53s02. Esa carrera fue ganada por Carlos Lopes, diez segundos por delante de Mora, mientras que el belga Karel Lismont también baja los 28m (27m56s75). Y Mora vuelve a Florencia el 18 de junio, donde alcanza los 7m53s8 en 3.000 que aún hoy pemanecen como récord de Colombia.

. Compitió en los Juegos Olímpicos de Montreal, quedando 11° en su serie de 10 mil metros con 30m.26s.57.

1977

. Ocupa el 19° puesto en el maratón de Nueva York con 2h20m18s.

1979

. El 20 de enero obtiene el medio maratón de San Sebastián en San Cristóbal, Venezuela, uno de los de mayor tradición en nuestros territorios. Su marca de 1h01m39 constituye su mejor producción personal en la distancia.

. Tercera participación panamericana, en San Juan de Puerto Rico con 6° lugar en 5.000 (14m17s7) y 10.000 (29m27s4).

. Vuelve al podio de la San Silvestre, con el tercer puesto.

1981

. Queda 4° en el maratón de Montreal con 2h13m08s, su mejor marca homologada en la distancia (previamente había ocupado el 10° lugar en Boston con 2h12m55s).

. Su despedida de los Campeonatos Sudamericanos se produce en la altitud de La Paz, con un triplete: 15m13s9 en 5.000, 31m56s4 en 10000 y 1h10m42s en medio maratón. De este modo, Mora totaliza ocho medallas de oro, es el máximo ganador colombiano en Campeonatos Sudamericanos.

. Cuarta y última victoria en San Silvestre, con 23m30s, esta vez con televisión en directo a todo su país. Otra noche inolvidable, donde el atletismo colombiano hace un pleno con el segundo puesto de Sillvio Salazar, el cuarto de “Tiba” y el octavo de Humberto Antonio.

1982

. 17° en el maratón de Atenas con 2h18m33s.

. Subcampeón de la San Silvestre, ganada esta vez por Carlos Lopes, ya proyectado como uno de los mejores maratonistas de su época.

1983

. Medalla de oro del maratón en el Campeonato Centroamericano de La Habana con 2h48m52s.

1985

. Participa en el que hoy es el maratón de mayor prestigio del circuito mundial y que cumplía sus primeros pasos: Berlín. Allí Mora fue 17° con18m12s.

1987

. A dos décadas de su debut en los Juegos Panamericanos y a punto de cumplir 43 años, Víctor concreta su cuarta participación, ahora como maratonista: 7° en Indianápolis con 2h.33m.11s.

COMPARTE ESTA NOTICIA