Ibargüen es pura felicidad

“Tenía un gran sueño, escribir mi nombre en el libro de los grandes resultados del atletismo a nivel mundial. Para eso trabajé” expresó Caterine Ibargüen, luego de defender su corona mundial de triple saldo en el Estadio Nacional de Bejing. Un registro de 14.90 metros -cinco centímetros más que hace dos años en Moscú- le permitió llevarse esta nueva medalla dorada, además de significar su 29a. victoria consecutiva en competiciones internacionales. Su última caída data de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, cuando se llevó la medalla de plata, detrás de la kazaja Olga Rypakova, hoy tercera.
“El secreto está en las ganas que siempre tengo de triunfo, en la responsabilidad y el compromiso que tengo con el atletismo”,  expresó la oriunda de Apartadó, de 31 años y guiada técnicamente por el cubano Duany.
La medalla de plata en Beijing fue para la israelí (oriunda de Kiev, Ucrania) Hanna Knyazyeva-Minenko con un récord nacional de 14.78, un centímetro por delante de Rypakova, y dándole a su país la primera presea femenina en competiciones mundialistas.
Ibargüen no había estado en los Juegos de Beijing, siete años atrás, cuando su especialidad era el salto en alto (recién en esta década se volcó al triple). “Pero quería llegar a este estadio. Gracias a Dios, lo conseguí, lo conquisté… Soy muy agradecida por todo lo que pasó, quiero seguir con esta racha de victorias y consiguiendo más cosas” expresó la formidable atleta colombiana.
Desde Moscú 2013 unió su nombre al de los otros atletas sudamericanos (Jefferson Pérez, Irving Saladino, Fabiana Murer) que han triunfado en los campeonatos mundiales. En total, los atletas de nuestra región ya acumulan 7 títulos en estas competiciones desde la edición inaugural en Helsinki 1983 (tres de ellos corresponden a Jefferson y dos a Caterine), además de ocho medallas de plata y otras tantas de bronce.
Este lunes 24 de agosto, la lucha por la escolta de Ibargüen fue dura (quedó para la israelí y Rypakova), mientras la búlgara Gabriela Petrova tuvo que conformarse con el cuarto puesto. Otras de las favoritas -como la campeona mundial 2011, Olga Saladuha (Ucrania) y la campeona mundial indoor 2014 Ekaterina Koneva (Rusia)- quedaron relegadas al sexto y séptimo puesto, respectivamente.
“Rio es mi meta, la cereza que le falta al pastel” sentenció Ibargüen. Tiene un año para prepararlo.
 
foto: Getty – IAAF

COMPARTE ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email