José Bento de Assis, otra perla del atletismo de Brasil

Un reciente artículo de la revista “Podium”, de la CBAT, recordó las gestas atléticas de  uno de sus grandes valores de fines de los 30 y principios de los 30, José Bento de Assis Junior. Las investigaciones de José Clemente Goncales y Ulf Lagerstrom nos han permitido reconstruir la campaña de quien fue uno de los principales protagonistas de los Campeonatos Sudamericanos de aquella época y que, al coincidir con el horror de la Segunda Guerra Mundial, no pudo competir en los Juegos Olímpicos, que fueron cancelados tanto en 1940 como en 1944.

Bento acumuló 13 medallas de oro en el historial de dichos Campeonatos, cifra que sólo superan el fondista chileno Manuel Plaza (18 títulos en la década del 20) y otro sprinter brasileño, Robson Caetano da Silva (14 títulos). Y al igual que Plaza (Rio de Janeiro 1922), Bento fue protagonista de una hazaña inigualada ya que en 1945, en Montevideo, fue el ganador de cinco pruebas: 100, 200, largo y ambos relevos.

Nacido el 27 de agosto de 1915 en Campinas (Sao Paulo) se vio motivado por el atletismo tras los Juegos Olímpicos de Berlin, en 1936. Y se acercó poco después a las instalaciones del Vasco da Gama, en Rio de Janeiro, la ciudad donde cursaba sus estudios de medicina. En su primera competencia interna de dicho club ganó los 100 metros con 11s3 y fue segundo en salto en largo con 6,10, y el técnico Eugenio Rappaport lo convenció para que se dedicara a nuestro deporte. En pocas semanas se consagró campeón brasileño de los 100 metros con 10s.8.

A comienzos de 1937 fue incluido en la Selección de Brasil que participó en el Sudamericano, en el estadio paulista Tieté. Y allí obtuvo el primero de sus cuatro títulos sudcontinentales de los 100 metros con 10s6. Semanas más tarde, acudió a lo que sería la génesis de los Juegos Panamericanos –una competición que tuvo lugar en las tórridas tardes de julio en Dallas, en el marco de la Feria Internacional- y quedó segundo en su serie de 60 metros, detrás del luego campeón, un norteamericano llamado… Ben Johnson. A fines de 1937, en Rio de Janeiro, corrió por primera vez los 100 llanos en 10s.5.

Al año siguiente, el 22 de mayo y en estadio San Januario de la misma ciudad, se le cronometró 10 segundos y 2 décimas para los 100 metros que igualaba el récord mundial de Jesse Owens. La marca nunca tuvo homologación oficial. Durante mucho tiempo se consideró que fue con “viento a favor” (en realidad, no hubo medición de viento), pero una investigación concluida en 2014 determinó que hubo distintas fallas reglamentarias y que fue una prueba realizada “con hándicap”.

Bento fue el gran protagonista del Campeonato Sudamericano de Lima, en 1939. Tras retener su título de 100 metros con 10s.6, se llevó los 200 con 21s.4, igualando el récord sudamericano. Contribuyó al triunfo de la posta 4×100 (42s.1) y sumó su cuarta dorada con la posta 4×400, que estableció el tope sudcontinental con 3m19s0 formando allí junto a Emilio Antonio Elias, Antonio Damaso de Carvalho y Sylvio de Magalhaes Padilha, el finalista olímpico de los 400 vallas.

Con el mundo en guerra, la actividad atlética quedó paralizada –aunque siguió en nuestra región- y Bento terminó la temporada de 1940 con 10s.6, logrados en Sao Paulo. Todas sus marcas desde ese momento y hasta el fin del conflicto lo ubicaron en el top 10 de las listas mundiales, provisorias y limitadas por cierto, pero que igualmente reflejaban su gran calidad tanto en la velocidad como en saltos.

En 1941, Bento retuvo sus títulos sudamericanos de 100, 200 y posta 4×100 en la pista de Gimnasia y Esgrima, en Buenos Aires. Marcó 10s8 en el hectómetro, mientras que en 200 lo hizo con 21s2, igualando el récord sudamericano. El 27 de julio, en Sao Paulo, Bento integró la posta 4×400 del club Esperia, igualando el tope de 3m19s0 de la cuarteta nacional. Y semanas más tarde, el 30 de agosto en la misma ciudad, fijó el récord sudamericano de salto en largo con 7.55 m. mejorando los 7.42 de Marcio Castelar (1936) y con un nivel que recién podría superar Ary Facanha de Sá en 1952 (7.57 m). Y el 5 de octubre, una vez más en Sao Paulo, volvió a batir el récord de los 200 metros al marcar 21s.2, registro para el que también se necesitó más de una década en superarlo: fue su compatriota, surgido del Vasco da Gama y finalista olímpico José Telles da Conceicao quien lo llevó a 20s.8 en 1954…

A principios de 1942, Bento tuvo la oportunidad de competir en pruebas de pista cubierta en la temporada invernal de Estados Unidos, consagrándose al ganar el salto en largo del Campeonato Nacional (AAU) con 7.51 m, el 28 de febrero en Nueva York. También, de aquel año, se cita una prueba “indoor” en el gimnasio paulista de Pacaembú, donde marcó 5s.6 sobre 50 metros.

Ausente de las competencias en 1943, retornó en 1944 con marcas como 10s5 en 100 -al ganar el Campeonato Nacional en Sao Paulo- y 21s6 en 200, en una temporada donde ya lucían otros velocistas de la región como los argentinos Adelio Márquez y Gerardo Bönnhoff, y el uruguayo Walter Pérez.

No obstante, para el Campeonato Sudamericano de 1945 en el Parque Battle y Ordóñez de Montevideo, otra vez Bento sería la figura con sus cinco títulos. En los 100 metros se impuso con 10s.5, aventajando por dos décima a Pérez, mientras que Márquez –defensor del título- esta vez se llevaba la medalla de bronce con 10s7. Bento y Márquez protagonizaron un vibrante duelo en los 200, definido por el brasileño por apenas una décima (21s3 a 21.4). Los otros títulos para Bento llegaron en salto en largo (7.09), posta 4×100 (41s9) y posta 4×400. Aquí, con nuevo tope sudamericano de 3m16s5, formando junto a Rosalvo da Costa, Mario Carvalho Pini y Agenor da Silva.

Durante esa misma temporada participó en la inauguración de lo que hoy constituye el gran clásico del atletismo de su país, el Trofeo Brasil. Y se despidió de las competencias internacionales en 1946, participando en un Sudamericano “extra” en Santiago de Chile. Allí marcó 10s6 en los 100 metros, ocupando el segundo lugar, detrás del local Alberto Labarthé.

FOTO: la final de los 100 metros en el Sudamericano de 1941 en Buenos Aires. Bento de Assis, seguido pro su compatriota José Ferraz.

¿ Te gustó esta noticia ?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Thiago Braz entrena en Portugal

Fuente: CBAT  El campeón olímpico de salto con garrocha, el brasileño Thiago Braz da Silva, se encuentra en Rio Maior, Portugal, en el International Camping

SEMINARIO JOVENES LIDERES

Finalizo el Seminario de Jóvenes Lideres iniciado el pasado 26 del corriente, y continuado por cuatro días, que conto la participación de cincuenta y un