La intensidad de los 1.500 llanos

Las recientes giras europeas de las jóvenes promesas sudamericanas -el brasileño Thiago do Rosario André, el chileno Carlos Díaz, el argentino Federico Bruno- permitieron ver los progresos de cada uno de ellos. Pero a la hora de la competición por medallas, aún falta una cuota de experiencia, que sólo vendrá con el tiempo. En estas competiciones vale más la táctica que la velocidad, más la experiencia que -a veces- el arrojo. Y si de experiencia hablamos, el estadounidense Andrew Wheating la tenía; la impuso con el ritmo y sobre todo, con su toque final.
Wheating proviene de la legendaria Universidad de Oregon, cuna de tantos mediofondistas de jerarquía mundial. La representó para ganar el campeonato NCAA hace cinco años, cuando también alcanzó un registro personal de 3m.30s.90 durante el meeting de Montecarlo. Dos años más tarde fue semifinalista olímpico, aunque ya no repitió esas actuaciones. Hasta que ahora aplicó tantas enseñanzas para llevarse el oro panamericano en 3m.41s.41, aventajando a los locales Nathan Brannen (3m41s66) y Charles Philibert-Thibotout (3m41s79).
Gran mérito entonces para el cuarto puesto del chileno y campeón sudamericano Carlos Díaz, cuarto con 3m42s09. El flamante recordman argentino Federico Bruno fue sexto con 3m42s88, mientras Thiago do Rosario no pudo intervenir tan adelante y quedó octavo con 3m44s36.
 

COMPARTE ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email