Las atletas chilenas recuerdan a Marlene

Por CAROLINA SILVA / Ultimas Noticias (Chile)

María Paz Ríos, actual recodwoman chilena de lanzamiento de jabalina, cuenta que tuvo pocas ocasiones de cruzarse en su vida con Marlene Ahrens, pero su legado lo tiene claro. “Es muy difícil agarrar una jablaina y lanzar 50 metros. Ellal siempre va a ser un referente. A pesar de la tecnología y los cambios, los 50 metros siguen siendo una barrera tremendamente difícil de superar en Chile”, explica la recordwoman con 54,94 metros (logrados con el implemento que rige desde 1999).

(Marlene Ahrens, la más grande deportista de la historia chilena y subcampeona olímpica de jabalina en Melbourne 1956, dos veces campeona panamericana y cuatro veces sudamericana, ha fallecido este 18 de junio en Concepción).

Solo cuatro mujeres en la historia del atletismo chileno superaron esa barrera de los 50 metros: Ahrens con su actuación olímpica de 50,38 m. y Carolina Weil (50.68) con el implemento que regía hasta 1999, Ríos (54.94 en 2018) y Valentina Salazar (52.09 en 2015). Los 50.38 de Ahrens fueron récod sudamericano hasta que la brasileña Marli dos Santos lo batió con 51.56 m. en 1976. “Ahrens fue la mejor lanzadora de jabalina en la historia sudamericana”, afirmó Mario Cárdenas, colaborador de Fedachi.

Antiguamente los elementos eran de otra confección, de madera con punta metálica, y hoy son de aluminio y fibra de carbono. Siguen pesando 600 gramos, pero son más aerodinámicos”, explica María Paz Ríos. Comentó que “en los videos que vi de Marlene, siempre me gustó su bloqueo, la fase final en las piernas, donde está todo el apoyo del cuerpo para poder terminar el lanzamiento con el brazo. Ella era muy rápida y tenía una carrera relativamente larga para la época, reunía el estilo europeo. Era un talento innato. No cualquiera lanza una jabalina porque no es un deporte solo de fuerza, hay otros componentes esenciales como explosividad, rapidez, estado emocional, las condiciones de viento”.

Por su parte, la historiadora María José Cumplido, autora de “Chilenas Rebeldes (2018, donde relata los logros y luchas de 75 mujeres chilenas, incluyendo a Marlene) señaló:

Su historia es relevante porque abrió el camino para mujeres deportistas profesionales en el país. Hay que recordar que en la primera mitad del siglo XX,el deporte ea algo muy masculino. Incluso desde el discurso, que decía que la fuerza física era propia de los hombres. No se acostumbraba a que las mujeres usaran fuerza por la idea de lo femenino como frágil. En ese sentido, ella rompió el ideal de mujer que existía en la época”.

Marlene Ahrens, siempre que pudo, participó de encuentros con el mundo deportivo chileno. Además de sus méritos como atleta, destacaban su sencillez y calidez. Natalia Ducó recuerda que “la conocí en mis inicios en el Club Manquehue, siempre me aconsejaba, me saludaba y hablaba con mi entrenadora sobre mi proceso”.

La recordwoman de velocidad Isidora Jiménez contó: “Marlene es una gran referente para todas las mujeres de nuestro país. Es la única chilena que ha ganado una medalla olímpica y se caracterizaba por ser una mujer muy sencilla y alegre, que se tomaba el tiempo de felicitar a los deportistas. Tiraba para arriba a los atletas, lo hacía de manera natural. Ojalá que su legado inspire a las nuevas generaciones”.

FOTO: el retorno de Marlene Ahrens a Chile tras su hazaña olímpica en Melbourne.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Edward, con 10s.33 y 20s.45 en EE.UU.

El velocista panameño Alonso Edward, recordman sudamericano y ex subcampeón mundial de los 200 metros, participó en el encuentro de figuras del sprint, disputado este