Los keniatas ganaron el maratón de Medellín

Los fondistas de Kenya dominaron el Maratón de las Flores en Medellín, este domingo 13 de septiembre, que se realizó con un nuevo recorrido, con largada y llegada en el Parque de los Pies Descalzos. Cosmas Kyeva encabezó la clasificación masculina con 1h28m11s, seguido por sus comaptriotas Nicholas Koech (2h19m08s), Bernard Talam (2h1m15s) y Augustine Rono (2h20m49s) mientras que José David Cardona, quinto con 2h24m16s, realizó una valiente carrera y fue el mejor entre los locales.
En damas ganó la keniata Mercy Jelimo con 2h42m40s y luego se ubicaron las colombianas Leidy Johana Tobón con 2h48m58s y Ruby Riativa con 2h50m11s, quedando cuarta Claudia Tangarife con 3h06m06s.
En el medio maratón los ganadores fueron el keniata Joseph Kiprono con 1h.05m.50s. y la marroquí Mauila Asahsa con 1h14m136s.
 
CRONICA DE RUNNING COLOMBIA
Si vamos a hablar del maratón de las Flores no será suficiente con decir que los kenianos barrieron en la cuarta edición de la carrera, tras los triunfos de Cosmas Kyeva y Mercy Jelimo.
Entre los varones, no solo se quedaron con el primer lugar, sino también con el podio completo por intermedio de Nicholas Koech y Bernard Taland Talam, segundo y tercero, respectivamente.
Pero los colombianos, en cabeza de los hermanos José David y Juan Carlos Cardona, perdieron con las botas puestas, siendo animadores de las competencia de principio a fin.
Siempre estuvieron al frente del lote, porque los africanos se negaban a pasar a la punta, y así transcurrido la carrera hasta el kilómetro 30, cuando Juan Carlos empezó a hacer cambios de ritmo cuando la carrera se empinaba.
Incluso, alcanzó a soltarlos y abrirles una luz de ventaja lo que estiró el lote e hizo perder el ritmo a su hermano José David. Los africanos llegaban de nuevo y en un descenso fueron ellos lo que aprretaron el paso.
Cardona, entretanto, empezó a sentir moslestias musculares y en el kimlómetro 36, cuando más fuerte se sentía para el remate, y se retiró tras el fuerte dolor.
Adelante iban cuatro kenianos y más atrás perseguía José David, quien sufrió por el fuerte ritmo de la parte final, pero se convirtió en el mejor colombiano, como lo hizo en la primera versión, cuando ganó la carrera.
“Ellos nunca trabajaron. Siempre estuvimos al frente con mi hermano, quien tuvo que retirarse por un problema muscular. El objetivo era estar en el podio, pero después del kilómetro 30 no pudimos estar allí”, dijo el menor de los Cardona, quien finalmente se clasificó quinto.
En la carrera de las damas, el triunfo también quedó en porder de una keniana, con Mercy Jelimo, quien manejó la prueba de punta a punta. Por su parte, las colombianas Leidy Tobón y Ruby Riátiva hicieron una carrera aparte en busca del podio, como efectivamente sucedió.
Leidy, incluso, hizo una sorprendente carrera, ya que venía de retirarse en el maratón de los Juegos Panamericanos, tras una lesión en uno de los gemelos, de la que incluso aún sigue en tratamiento.
Su emoción fue tal, que en la entrevista no podía hablar porque de la emoción y las lágrimas entrecortaban su voz.
“Pensaba que este no había sido mi mejor año, con experiencias amargas. La molestia viene desde cuando empecé a preparar el Maratón de Caracas, donde gané y después vino lo de los Panamericanos”, recordó Leidy.
“Tuve que parar en el último més y por eso no había trabajado lo suficiente para esta carrera, pero lo hecho rumbo a los Panamericanos me sirvió y me motiva demasiado para lo que viene”, agregó Leidy emocionada, tras el segundo lugar.
La atleta antioqueña, quien se inspiró en los runners para lograr este resultado, porque nunca se preocupó por el reloj. “Como dicen los aficionados, los últimos kilómetros los corrí con el alma”, recalcó Leidy.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email