Murer lo vuelve a intentar

Una de las máximas cartas del atletismo brasileño (y sudamericano) en las grandes citas mundiales de la última década es Fabiana de Almeida Murer. Y nuevamente la garrochista preparada por Elson Miranda de Souza se presenta entre las favoritas de la finalísima de esta prueba en el Estadio Nacional de Beijing, este miércoles 26 de agosto por la noche.
Murer pasó con suficiencia los 4.55 para asegurar su clasificación. Y enseguida le preguntaron sobre un recuerdo (más triste) de ese mismo estadio, siete años atrás durante la final olímpica, cuando le perdieron sus implementos. “No pienso en eso, no quiero mirar atrás. Sólo estoy enfocada en esta final, que será muy difícil, con varias saltadoras en buena forma y en busca del podio”, comentó.
Murer ya saboreó las mieles de un título mundial, cuatro años atrás en Daegu, tras haber ganado el indoor en Doha 2010. Y tiene toda la ambición por repetir, además del incentivo que será -dentro de un año- protagonizar los Juegos Olímpicos delante de su propio público.
La temporada 2015 la encuentra bastante bien a Murer, cuyo mejor registro es 4.80, a cinco centímetros de su plusmarca sudamericana que ya fijó dos veces, una de ellas en Daegu. Este año también consiguió 4.83 bajo techo, en Nevers, en febrero.
Dentro del lote de punta, tal vez la que llega en mejor forma es la cubana Yarisley Silva por sus producicones del último mes como los 4.91 que consiguió en Beckum (tercer sitio del ránking mundial all-time). En ese lapso, Silva también consiguió superar -por segunda vez consecutiva- a Murer en la final de los Juegos Panamericanos en Toronto con 4.85 y ganó la etapa de Estocolmo por la Diamond League. Medalla de plata olímpica y bronce mundialista en Moscú hace dos años, Silva pretende ahora el premio mayor en las grandes competiciones.
Otra garrochista muy experimentada en esos niveles es la estadounidense Jennifer Surh, campeona olímpica y subcampeona mundial, aunque fue batida hace pocas semanas por Silva y Murer en los Panamericanos, donde se quedó en 4.60.
Previendo que las medallas se jugarán por arriba de los 4.80, la griega Nikolaeta Kyriakopoulou -protagonista de un gran ascenso este año hasta los 4.83, con tres victorias en la Diamond League- intentará ser otra de las protagonistas. Aunque , a sus 29 años, no tiene tantos antecedentes como el trío ya citado en cuánto a grandes campeonatos.
No habrá que descartar a ninguna del resto, incluyendo a la griega -residente en USA_ Ekaterini Stefanidi, subcampeona europea y con recientes 4,71 m. Murer también  mencionó como  potenciales rivales a la rusa Sidorova, a la estadounidense Morris y a la alemana Martina Strutz.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email