Oro de Juliana Paula, Plata de Chiaraviglio…

Las competencias de pista y campo de los Juegos Panamericanos de  Toronto arrancaron esta mañana del martes 21 de julio en el estadio de la Universidad de York y allí llegó la primera dorada para el atletismo brasileño (que ya venía de cosechar en maratón y marcha durante el fin de semana). Estuvo a cargo de Juliana Paula Gomes dos Santos, quien se proclamó campeona de los 5.000 metros con 15m.45s.97.
Juliana es la esposa del multicampeón Marilson Gomes dos Santos y ella también tiene destacados antecedentes, como uno oro en estos Juegos, pero en otra especialidad -los 1.500 llanos- ocho años atrás en Rio de Janeiro. Ahora, sorpresivamente, decidió abordar los 5.000, que se plantearon con una táctica conservadora. Juliana corrió detrás de la mexicana Brenda Flores y la estadounidense Kellyn Taylor (ésta marcó el ritmo), hasta que su arranque en la última vuelta fue incontenible.  Flores fue subcampeona en 15m47s19, en tanto Taylor se quedó en los tramos finales y marcó 15m52s78, asegurándose la medalla de bronce. Entre las otras sudamericanas que incursionaron en esta prueba, la mejor fue la ecuatoriana María Pastuña en el sexto lugar con 16m06s63.
Otra medalla para Brasil llegó en el lanzamiento de jabalina, donde Jucilene Sales de Lima fue tercera con 60,42 m., escoltando a la canadiense Elizabeth Gleadle (62.83) y a la estadounidense Kara Winger (61.44). Laila Ferrer, también de Brasil, fue cuarta con 58,19 m., delante de la colombiana Flor Denis Ruiz (58.08).
En cambio, el equipo brasileño tuvo que lamentar que en una de las pruebas espectaculares de esta mañana -el salto con garrocha- su crédito Thiago Braz da Silva no pudo atravesar su altura inicial de 5,40 m. Se quedó fuera de competencia -venía de batir su récord sudamericano con 5.92 m- y lo mismo le ocurrió a su compatriota Fabio Gomes da Silva, ex campeón panamericano.
En esa prueba brilló el argentino Germán Chiaraviglio quien, en la mejor actuación de su campaña en la categoría mayores, se llevó la medalla de plata con 5,75 m., batiendo el récord nacional que mantenía con 5.71 desde hacía nueve años. El oro fue para el canadiense Shawnacy Barber con 5,80 m., quedando el bronce para los estadounidenses Jake Blakenship y Mark Hollis con 5,40 m.
Las eliminatorias de los 100 llanos masculinos no fueron favorables para los atletas de nuestra región, que no pudieron acceder a semifinales, superados por la “ola” de caribeños, estadounidenses y el nuevo fenómeno local Andre DeGrasse. Y ya se vieron marcas por debajo de los 10s en esta primera tanda, aunque con viento a favor.
En cambio, sí lucieron las atletas de nuestra región en la ronda inicial de los 100 femeninos. La primera serie (con viento a favor de 3mps) fue para la triniteña Kelly-Ann Baptiste con 11s07 y allí la juvenil ecuatoriana Angela Tenorio quedó segunda con 11s17, asegurando su pasaporte a semis.En la segunda serie se impuso la estadounidense Barbara Pierre con 10s92 y quedó segunda la brasileña Rosangela Oliveira Santos -defensora del título- con una de sus mejores performances personales (11s08). Avanzó a semis al igual que la chilena Isidora Jiménez (quinta), cuyos 11s33 representan el nuevo récord nacional. El viento fue de 1,6 mps, dentro de lo reglamentario. Y en la tercera serie “voló” la recordwoman sudamericana, la brasileña Ana Claudia Lemos Silva con 10s.96, que no podrán homologarse por el viento de 4 mps. La ecuatoriana Narcisa Landazuri se ubicó sexta con 11s33, pero también sigue a semis, algo que no pudo lograr la venezolana y campeona sudameriana Nedian Nori Vargas (séptima con 11s43).
También se cumplieron las eliminatorisa de los 400 con vallas femeninos y allí la uruguaya Deborah Rodríguz, campeona sudamericana, consiguió su pase a la prueba decisiva al marcar 56s.86. Y lo mismo ocurrió con su compatriota Emiliano Lasa en salto en largo, tras sus 8.01w en la fase de qually.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email