Paulo André de Oliveira, en la frontera de los 10 segundos

Hijo de un velocista internacional de hace un par de décadas -Carlos Camilo de Oliveira, ahora su entrenador- y surgido del estado de Spirito Santo, Paulo André Camilo de Oliveira se consolida como el mejor exponente de la nueva generación de sprinters en nuestra región. Y lo reafirmó este viernes 14 de septiembre, al obtener los 100 metros llanos del Trofeo Brasil con 10s.02, igualando el récord sudamericano u23, tras marcar una centésima más en las semifinales, en el Centro atlético de Braganca Paulista.

Paulo André ya había fijado el tope sudamericano u18 con 10s.30 en 2015, durante los Juegos Escolares de su país. Y posteriormente estableció la marca sudamericana u20 con 10s.18, el 9 de junio del año pasado en Sao Bernardo do Campo. Previamente, se había ubicado 5° en la final del hectómetro del Mundial u20 en Bydgoszcz, Polonia, con 10s29.  En esta temporada, en su transición a la categoría de mayores,  realizó giras por Estados Unidos y Europa, que le fueron dando una cuota de experiencia importante. Y así registró ocho concursos por debajo de los 10s20, consiguiendo su mejor marca personal en el meeting de Madrid (22 de junio) con 10s06. Su lista de triunfos incluía los 10s14 en el Gran Premio Brasil, en este mismo escenario de Braganca Paulista, por la serie “challenge” de la IAAF y la medalla de oro en el reciente Iberoamericnao de Trujillo con 10s27, sumando otro título conla posta corta.

Paulo André arrancó con todo en la jornada del viernes, al ganar su serie con 10s03 (viento de 0.4 ms), delante de Rodrigo Pereira do Nascimento (10.29). Y en la prueba decisiva, el ahora representante del Esporte Clube Pinheiros, marcó los 10s.02 que igualan el tope sudamericano u23 fijado por Robson Caetano da Silva el 27 de septiembre de 1986 en los Iberoamericanos de La Habana. Esta final del Trofeo Brasil se realizó con leve viento en contra (0,6 ms) y Paulo André terminó delante de Jorge Henrique da Costa Vides (10.17), Derick de Souza Silva (10.19) y Rodrigo Pereira do Nascimento (10.24). La marca de Paulo André también representa el nuevo récord del torneo, mejorando lso 10.08 que compartían Fernando Rudolfo Botasso (1990) y Robson da Silva (1991).

El récord sudamericano absoluto, que acaba de cumplir tres décadas, está en poder de Robson con 10s.00, logrado en la altitud de México. El segundo puesto de la lista all-time corresponde al panameño Alonso Edward con los 10s.01 que le permitieron ganar los Juegos Odesur en Cochabamba, el pasado 6 de junio. Y ahora, con los 10s.02 -mejor registro a nivel del mar, junto al de Robson en La Habana y el obtenido este año por Edward en Lucerna- aparece Paulo André.

Atleta radicado en Vila Velha, Paulo Andre dijo que “estoy concentrado y quiero ser siempre el mejor”. Ahora va a disputar el Sudamericano u23 en Cuenca, a 2.600 mtros de altitud, con la posibilidad concreta de quebrar la barrera de los 10 segundos.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email