Winston George: la frontera de los 45 segundos

La competencia de los 400 metros llanos fue una de las más duras y atractivas del reciente Mundial de Beijing. La definición concentró a verdaderos super-especialistas y la fulgurante aparición en esta temporada del sudafricano Wayde van Nieker lo llevó hasta un triunfo en 43s.48 delante de dos ex campeones recientes como el estadounidense LaShawn Merritt y el granadino Kirani James. En ese marco, las eliminatorias fueron igualmente duras y -pese a estar al tope de su nivel, o casi- los representantes sudamericanos no pudieron atravesar la ronda inicial. No estuvo allí el brasileño Anderson Freitas Henriques, finalista dos años atrás en Moscú y a quien una lesión le arruinó prácticamente todo el 2015.
Pero el atleta de nuestra región que destaca en esta difícil disciplina proviene de Guyana. Se trata de Winston George, quien a sus 28 años, alcanzó en las eliminatorias de Beijing un registro de 45s.25, que representa el récord de su país y que lo ubica en el noveno puesto de la lista sudamericana permanente. “Es un atleta en progresión y lo tendremos en el club sub 45” prometió su entrenador Joe Ryan, quien anteriormente condujo la campaña de otra gran atleta de ese país, la cuatro veces olímpica Aliann Pompey. Ambos, desde el reducto del Manhattan College, en Estados Unidos.
Guyana tuvo un velocista de primera línea mundial como James Gilkes, hace ya cuatro décadas. Desde entonces, no pudieron alcanzar desde allí los niveles de vecinos caribeños (Jamaica a la cabeza) que copan el panorama del sprint. Pero hay que tener en cuenta los problemas de infraestructura y falta de medios; recién desde hace pocos meses, Guyana cuenta con una pista de material sintético, ya que siempre sus atletas tuvieron que desenvolverse -a nivel local- en pistas de césped. O emigrar a EE.UU., como fue el destino de muchos.
George emergió entre los velocistas destacados de Guyana, mientras representaba al equipo de la Fuerza Policial bajo la guía técnica de Linden Wilson. Pero recién desde el 2011 tuvo la oportunidad de competir regularmente en pruebas internacionales. Ese año integró el equipo en los Juegos del Alba, en Barquisimeto, donde se llevó la medalla de plata en los 400 al bajar por primera vez de 46s (45.86) y fue bronce en 200 con 20.84w, además de cosechar otras dos medallas con los relevos. En los Panamericanos de Guadalajara quedó cuarto en su serie de la vuelta a la pista con 46s.93.
Al año siguiente tuvo el honor de ser el abanderado de Guyana en los Juegos Olímpicos de Londres, donde marcó 46s.86 en su serie de los 400. Y desde allí recibió la oferta para trasladarse a Estados Unidos, donde entrena y compite habitualmente. Ya en 2013 concretó su mejor performance personal sobre 200 metros (20s.59 en Colts Neck), además de participar en el campeonato centroamericano de Morelia (fue séptimo en esa misma distancia con 20s67).
Y tuvo un 2014 intenso. Comenzó con los Juegos Odesur, en Chile, donde quedó cuarto en los 400 con 46s.15 y quinto en los 200 con 20s77. El 14 de junio, en el Icahn Stadium de Nueva York batió el récord de su país para los 400 llanos con 45s.57 y fue convocado a los Juegos de la Comunidad Británica, en Glasgow, donde registró 46s.38 en su serie.  También asistió a los Juegos Centroamericanos en Xalapa, quedando 5° con 46s.33 e integrando la posta corta de su país, en la misma posición con 39s.74.
La temporada mundialista del 2015 ya lo encuentra concentrado en los 400 y con mayor consistencia por debajo de los 46 segundos. El 14 de junio, nuevamente en el Icahn Stadium y en el “primer aniversario” de su récord nacional, lo vuelve a bajar con 45s.31. También se destaca su participación en los Panamericanos de Toronto -ganados por el dominicano Luguelin Santos, luego cuarto en Beijing- donde supera el turno inicial y queda sexto en la prueba decisiva con 45s.58. Es su trampolín hacia la citada performance en la capital china, donde vuelve a mejorar su récord.
Solamente dos atletas sudamericanos, hasta el momento, pudieron bajar los 45 segundos en 400, ambos brasileños: el recordman Sanderlei Parrela -con su medalla de plata en la memorable final mundialista de Sevilla 99, ganada por Michael Johnson- y Anderson Freitas en el Mundial de Moscú 2013. George tiene ahora la misma ambición. Tal vez por él, por su sueño olímpico en Rio y por un halago al atletismo de Guyana, se le dé.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email