YULIMAR RETUVO SU CORONA MUNDIAL

La gloria en Doha también para el atletismo sudamericano. Y tal como se esperaba, en el salto triple femenino, donde la venezolana Yulimar del Valle Rojas retuvo su corona mundial, ya lograda en Londres 2017 y que ahora ratificó en el Estadio Khalifa con un magnífico registro de 15.37, a sólo 4 cm. de su plusmarca sudamericana, recientemente implantada en Andújar. Y nuevamente la colombiana Caterine Ibargüen -la reina de la especialidad por varios años- la acompaña en el podio, ya que logró la medalla de bronce con 14.73, precedida por la jamaiquina Shanieka Ricketts (14.92).

Lo de Ibargüen también tiene gran valor, si tomamos en cuenta que una fascitis plantar la marginó de las competiciones en los últimos meses, resintiendo toda su preparación para Doha.

Rojas es el gran valor del momento y sin dudas, su victoria mundialista significará un espaldarazo hacia su sueño máximo, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La venezolana empezó con 14.87 y logró su salto del triunfo en e segundo (15.37 con viento en contra de 0,6 ms). Tras un nulo en el tercero, volvió a mostrarse sobre los 15 metros en el cuarto (15.18) y cerró con 14.77 y otro nulo. Ibargüen, por su parte, venía retrasada, le costaba entrar en ritmo pero hizo aflorar todo su temple de campeona en el quinto para ingresar en zona de medallas. Terminó con una clara ventaja sobre la otra jamaiquina, Kimberley Williams (14.64), mientras que la ucraniana y ex campeona del mundo Olga Saladuha fue quinta con 14.52. El sexto lugar correspondió a la española Ana Peleteiro (14.47), compañera de entrenamientos de Yulimar en su reducto de Guadalajara.

Ibargüen totaliza así su quinta medalla consecutiva en los Mundiales, incluyendo los oros del 2013 y 2015, la de plata (escoltando a Yulimar) en Londres 2017 y los bronces de 2011 (Daegu) y actual.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email